Comparar

Favoritos

3 consejos para arrancar tu coche si se queda sin batería.

¿Tu coche no arranca? Probablemente sea porque se ha quedado sin batería. Si es así, desde Talleres M. Gallego te vamos a dar 3 consejos para arrancar tu coche si se queda sin batería.

Normalmente, una batería nueva tiene una duración media de entre 3 y 4 años, pudiendo llegar a más dependiendo del uso que se le haya dado al coche.

Lo más aconsejable cuando tu coche se queda sin batería es ponerte en contacto con tu seguro y llamar a una grúa para que se encargue de llevar el coche al taller para que le sustituyan la batería por una nueva.

Si te ves en la situación en la que su coche se ha quedado sin batería y necesitas arrancarlo ya sea para ir al taller o para buscar otra batería nueva, sigue estos consejos:

1. Las pinzas

El primer consejo que te damos para arrancar el coche es el uso de las pinzas. Su precio no es elevado y nunca está de más llevar unas en el maletero para que te ayuden en una situación de emergencia. Para arrancar un coche con pinzas necesitas otro coche para que te ayude a arrancar la batería.

Debes conectar las pinzas a sus respectivos bornes: el cable rojo a los bornes positivos (+) de cada batería (primero a la batería cargada y luego a la descargada) y el cable negro al borne negativo (-) de la batería cargada, dejando el otro extremo del cable sin conectar. Es muy importante que las pinzas nunca entren en contacto.

La pinza que no hemos conectado, hay que conectarla a algún punto del bastidor, chasis o bloque motor del coche que está sin batería. Una vez que hayas seguido todo este proceso, arranca el vehículo que tiene la batería descargada y a continuación intenta arrancar el coche que está sin batería. Si consigue arrancar, déjalo un tiempo conectado para que la batería se cargue lo suficiente antes de desconectar las pinzas.

2. Empujando

Este consejo es el más antiguo y a la vez infalible. Si tu coche se queda sin batería y no tienes nada con lo que puedas poner en marcha el motor, intenta encontrar a alguien que te ayude a empujar el coche y ponlo en una zona que tenga un poco de pendiente descendente para no tener que hacer mucha fuerza empujando.

A continuación, pisa el embrague y mete la segunda marcha. Deja que el coche vaya cogiendo velocidad sin soltar el embrague para que así el movimiento de las ruedas obligue al motor a moverse a través de la transmisión y fuerce el arranque.

Cuando veas que el coche ha alcanzado el impulso suficiente, suelta el embrague y pisa el acelerador para ayudar a poner en marcha el motor.

3. Arrancador portátil

Este sistema cuenta con una batería portátil con la suficiente energía como para poner en marcha el motor. Hay arrancadores de diferentes cargas, pero la capacidad mínima necesaria es de 8.000 mAh.

El arrancador portátil cuenta con sus propias pinzas y el proceso a seguir para arrancar el motor es el mismo que con unas pinzas tradicionales. Una vez que estén los cables conectados, hay que activar el arrancador portátil y el motor del coche. Una vez que arranque, lo último que habría que hacer es desconectar las pinzas sin apagar el coche.

Comparte esta noticia
© 2022 Grupo M Gallego
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad