Comparar

Favoritos

5 formas de destrozar un embrague que no conocías.

Aunque en la actualidad cada vez hay más vehículos automáticos, todavía quedan muchos con cambio de marcha manual. Desde Talleres M. Gallego te vamos a contar cuáles son las 5 formas de destrozar un embrague que no conocías.

1. Pisar solo “a medias” el pedal

La pisada progresiva es única y exclusivamente para los pedales del acelerador y el freno, que son los que necesitan tiempo para no llevar a cabo una aceleración salvaje que sobre revolucione el vehículo o una frenada en seco.

El del embrague, necesita una pisada completa, porque si no, no se activará el sistema de manera correcta y es ahí cuando se pueden producir fricciones entre los componentes que forman el embrague y que da lugar a una vida útil más reducida que si se pisara de manera correcta.

2. Dejar el pedal pisado en retenciones y semáforos

Cuando nos encontramos en algún atasco o un semáforo, solemos dejar pisado embrague y freno con la primera marcha metida en lugar de poner punto muerto. Este hábito no genera tantos daños al vehículo como otros que hay en la lista, pero hace que el embrague esté funcionando cuando no debería y se desgaste antes de tiempo.

Además, los coches nuevos que disponen del sistema start-stop, si no se pone el punto muerto, el vehículo no apaga el motor. Esta tecnología sirve para ahorrar combustible.

3. Soltar el pedal muy rápido

Ya sea soltar el pedal del embrague muy rápido o de manera desincronizada, es perjudicial tanto para el embrague como para el vehículo.

Soltar el pedal de manera desacompasada y sin ir a la misma vez que metemos la marcha, hará que las piezas puedan patinar, rocen entre sí y se desgasten.

4. Llevar el pie apoyado en el pedal

Muchos conductores llevan durante la circulación el pie izquierdo apoyado en el pedal de embrague en vez de apoyarlo en el reposa pies. Este movimiento hace que el embrague tenga que trabajar cuando no debería hacerlo. Esto hace que se produzca un leve pero continuado desgaste de los componentes que conforman el embrague.

De las 5 formas de destrozar un embrague que no conocías, está es la más común y la que más daña el embrague.

5. Circular marcha atrás con el pedal del embrague a medio pisar

Es una práctica bastante común en la que la mayoría de los conductores ni siquiera se dan cuenta. Como el recorrido de la marca atrás es muy corta, es habitual que al meterla y circular con ella, se mantenga medio pisado el embrague.

Esto implica un desgaste de los componentes. Se degasta menos que en otros casos, pero aun así, el desgaste se acumula.

Comparte esta noticia
© 2022 Grupo M Gallego
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad